Yo he visto cosas que vosotros no creeriais...

Bitácora de viajes.

Nombre:

jueves, octubre 06, 2005

Detalles que no quiero olvidar I

Tras el primer día ha habido tanto que ver que luego me doy cuenta de que faltan detalles que no quiero olvidar. Llevo para tal fin un simple bloc de notas que emborrono prácticamente sobre la marcha y con una letra que luego no se si sabré reconocer.
Ya he mencionado el tráfico caótico pero hay un detalle que debo mencionar porque me gusto. Los semáforos, en los cruces de calles no están situados justo a la entrada del cruce, sino a la entrada de la bocacalle de enfrente.
Me ha pasado muchas veces, allí en Bilbao, que paro en un semáforo, en el carril izquierdo, y soy el primero. En estas viene un Autobús por el carril derecho y al parar me bloquea por completo las luces del semáforo (las que están en el poste vertical, a media altura). Y tampoco puedo ver las de arriba porque las tengo sobre mi. Así pues, no me entero de que esta en verde hasta que el autobús se mueve (no es fiable, a veces salen antes de tiempo) o hasta que me pitan los que esperan detrás.
Aquí en Buenos Aires, salvo que un gran tráiler se quede bloqueando el cruce, siempre ves el semáforo. Pero, claro, si eso llegara a pasar, el color de las luces sería el menor de tus problemas.
Comenté que la cena-show estuvo muy bien, pero no mencioné el menú:
El de la Princesa fue:

  • Ensalada del Rancho (normalita en ingredientes, buena presentación).

  • Crepes de espinacas y salsa de champiñones (pa' chuparse los dedos).

  • Copa de luna (helado).

El mío:

  • Atún a la criolla (con cebolla, pimientos, tomate y vinagreta. (¿¿Que si estaba buena??. Yo ODIO el vinagre y hasta unté la salsa con pan).

  • Escalope "Tuparis" (Demiglace, jamón, champiñones, guisantes -los llaman "arbejas"-, cebolla y patatas). Mi primer contacto con la carne Argentina. Notable.

  • Arroz con leche. (con algún tipo de licor). ¡Que puedo decir!. La Real academia, para definir "goloso", han puesto mi foto.

Y ahora es obligado hablar del servicio de la cena. El restaurante estaba lleno. A pesar de ello no echabas en falta la atención del camarero que sin ser mala no paso de correcta. Al final de la cena, cuando pides la cuenta, o bien te lo dicen de viva voz, o te lo encuentras impreso en la factura:
"El servicio no esta incluido."
Es costumbre dejar propina si el servicio es adecuado y en algunas guías recomiendan que sea en torno a un 10%. No voy a opinar sobre ello porque de donde vengo no se estila esta costumbre pero como no estoy en casa y, la verdad, comer en Argentina resulta barato a los ojos de un "gallego", cumplí y punto.
He mencionado la "factura" y no el ticket para enganchar una anécdota. Nos servían un café con leche cuando el camarero se dio la vuelta y nos dijo "ahora le traigo las facturas...". ¡Caray! me verá cara de irme sin pagar... pues no. Aquí a las pastas de té les llaman "facturas".
Aquí nos conocen como "gallegos" a todos los españoles, pero haciendo compras por La Florida, uno de los tantos comerciantes que, fuera de la tienda, te invitan a pasar dentro ("sin compromiso" te dicen), ante mi simple negativa de "no, no gracias", ha exclamado "¡Vascos!". ¡Jopé! ¿o es adivino o qué?.

Luego sigo. Nos vemos.

miércoles, octubre 05, 2005

Moviendonos por Buenos Aires

Antes de moverte por Bs.As. debes conocer como esta organizada la ciudad. Sigue el modelo de campamento romano. Todas las manzanas (aquí las llaman cuadras) son exactamente iguales en tamaño o casi. Cada cuadra viene a tener en torno a 100 mts. , así que una vez localizado en el mapa el lugar a donde quieres ir también sabes la distancia. En el centro de Bs.As. todo esta mas o menos a mano, exceptuando el barrio de la boca, el de Palermo y el de Recoleta. Se puede ir andando y viendo las calles donde abundan todo tipo de comercios, pero sobre todo librerías. Las hay a patadas.

Las calles Santa Fe y Corrientes son famosas también por la cantidad de teatros y restaurantes que albergan. No los conté, pero son muchos, muchos, muchos,…

Es digna de mencion la arquitectura de los edificios de Bs.As. En algunos momentos me ha recordado a Bilbao. Pero en otros, aunque clasicos, se me hacian extravagantes.
El monumento del Obelisco preside la calle 9 de Julio y es el lugar de reunion general tras las victorias patrias. Vamos que cuando gana la albiceleste, esto se pone a rebosar.

Hemos empezado por el teatro Colon, que para que nos entendamos, es como el Arriaga de Bilbao pero a lo bestia. Mas que argentinos, parecen mexicanos. Que exageración. 7 plantas desde el patio de butacas hasta el paraíso o gallinero. Pero lo mas peculiar de este teatro es el subsuelo. Tiene 3 sótanos (a que me recuerda esto…) y en cada uno de ellos se desarrollan actividades artesanales para la confección de TODO lo que necesita el teatro para su ejercicio. Diseño y confección de pelucas, zapatos, vestuario,… pero lo mas impresionante es el pabellón de diseño y construcción de decorados. Tienen fondos de teatro colgados por todas las paredes (hablo de fondos de 3 plantas de alto y otro tanto de ancho). Los pintan en el suelo y como desde allí no tienen perspectiva para saber si lo hacen bien, tienen un corredor a unos 4 metros del suelo que rodea todo el pabellón. Se suben allí y contemplan como va quedando su obra. También realizan atrezzo en 3 dimensiones modelando polispan de baja densidad y decorándolo después. Vi una columna de piedra (juro que lo parecía) que estaba compuesta de varias piezas y en total tenia unos 5 metros de alto. Una vez le dan el visto bueno, la desmontan y la remontan en el escenario para la obra. A pesar de que son de polispan deben ser izados con grúa debido también a sus dimensiones.

Cuando nos enseñaron el teatro nos hicieron sentar en uno de los palcos principales y pudimos ver un ensayo de ballet para una obra que en breve estrenarían. Fantástico.

Luego nos hemos dirigido al Teatro Esplendid. A pesar de su nombre ahora es una (como no) librería llamada "El Ateneo". Conservan toda la estructura. El escenario es una cafetería, el patio de butacas rebosa estantes con libros a la venta, las herraduras de los antiguos anfiteatros, palcos y paraíso tienen mas estantes. Pero lo que lo hace encantador son las bóvedas en las que se conservan los murales y frescos originales, la iluminación propia de un teatro con sus lámparas y todo, las esculturas doradas sobre el marco del escenario.

Ya se nos hacia tarde y volvimos al hotel para prepararnos para la cena show de tango, no sin antes pasear por La Florida y “reconocer”el terreno para las compras de recuerdos y regalos para la familia y amigos.

La cena fue estupenda, opípara diría. Al final bajan las luces y comienza el show. Yo creo que el tango no te gusta hasta que lo ves en vivo. Lo digo porque ya lo había visto en TV pero cuando lo vi allí, se me iban los pies. Y mira que yo bailando soy como un tablón. Hicieron de todo. Tango cantado, bailado en pareja, en grupo, alternaban con exposiciones multimedia de fotos del Bs.As. antiguo. Por cierto todo esto fue en el restaurante “El Querandí”. Ya soy un cacho argentino.

Luego de al hotel. A dormir dignamente desde hace 48 horas. Por cierto el hotel Claridge esta en pleno centro y tiene una ambientación británica de lo mas acogedora. Muy recomendable.

Buenos Aires

El 1er contacto con Bs.As. se da en el aeropuerto internacional de Ezeiza (EZE). Me llamo la atención un detalle un tanto chovinista.
Resulta que en el checkin o control de pasaportes habia 4 ventanillas en la cola de residentes mientras que en la de turistas solo una. Consecuencia: estuvimos alrededor de 45 minutos esperando y eso gracias a que todos los argentinos ya habian pasado y habilitaron su 4 ventanillas para nosotros.
En la entrada anterior no dije nada de la recepción del equipaje facturado desde Bilbao. Llegó sano y salvo. Creo que hicimos bien en facturarlo desde Bilbao.
El primer choque con este pais es el tráfico rodado. Dios! madrileños y romanos juntos no son tan agresivos. No se para que se molestan en pintar lineas de division de carriles porque no se respetan ni en autopista. Eso si, como continuamente se estan haciendo pirulas no se molestan en enfadarse al estilo ibérico. Se miran, menean la cabeza y vocalizan sin pronunciar "sos loco" y otras cosas que no pude entender. En mas de una ocasión me tuve que agarrar al asa del techo porque pense que no pasabamos por aquel hueco... pero si, pasabamos... dejando un margen a cada lado de no mas de 10 centimetros. No exagero, y lo hacen a 50 o 60 km/h porque hay retenciones.
De los pasos de cebra en el nucleo urbano mejor no os cuento.

Llegada al hotel y organización de lo que queda por hacer.
Cambiar moneda : en BBVA Frances o en alguna casa oficial de cambio, NUNCA en la calle. Es fácil que te cuelen billetes de 100 $ (pesos argentinos utilizan el simbolo $). El cambio actual ronda 3,4$=1€.
Despues Silvia, de Petrabax, nos estuvo dando consejos sobre que ver. Encantadora en el trato, por cierto.
Tras esto... a la calle, a enfrentarse con la capital del pais.

martes, octubre 04, 2005

Camino de la Argentina

Pues si, comenzamos andadura hacia Buenos Aires el martes por la tarde desde Bilbao vía Madrid.
El día antes del embarque nos surgieron dudas sobre si debíamos facturar el equipaje desde Bilbao hasta destino o solo a Madrid y de allí a Buenos Aires.
La diferencia estriba en el hecho de que el aeropuerto de Barajas es un pequeño planeta y te arriesgas a que si son ellos los que manipulan el equipaje, te lo extravíen. Vamos, que yo puedo ir a Buenos Aires y el equipaje a NY. Además esta el hecho de que si no conoces Barajas pierdes mucho tiempo en ir a buscar el equipaje y volver a facturarlo.
Si andas con las conexiones algo justas lo pasas mal. Por esta razón decidimos facturarlo desde Bilbao hasta Buenos Aires. Se puede hacer. Si la Srta. que te atiende en facturación dice que no, o bien miente o no sabe hacerlo. Exígelo.
El vuelo a Madrid fue un suspiro. Casi no me di cuenta de que habíamos despegado cuando ya pedían abrocharse los cinturones para el aterrizaje. Muy cómodo.
En cambio el intercontinental se me hizo largo de narices. 12 horas de vuelo que me parecieron un día entero. Los 747 son grandes pero no tanto. Además han aprovechado el espacio para meter el máximo numero de asientos y estos no están hechos para personas digamos corpulentas. Sinceramente, yo ya no sabia que hacer con la puñetera manta, la almohadita y los cascos (con ese maldito cable que se engancha en todos lados).
Del ruido a bordo mejor ni hablar. Me toco en la parte trasera y aunque visité la oficina de Aerolíneas Argentinas en Barajas no encontraron asientos juntos por delante para Ana y para mí (recién casados no es cuestión de ir cada uno por su lado).
Sobre la comida solo decir que a buen hambre, no hay pan duro. Y es que los nervios del viaje me tuvieron casi en ayunas todo el día. Me lo comí todo casi sin saber que era (pollo, dijeron).
Tres películas vi empezar pero no acabar. Esto da una idea del dormir del viaje. A estas mini-siestas consecutivas, no solo contribuían las charlas de aquellos que sin poder dormir paseaban y charlaban, sino también las tormentas que sobrevolamos desde que tocamos el continente americano al norte de Brasil. Especialmente fuerte fue la de Iguazú que despertó prácticamente a todo el avión al provocar uno de esos baches tipo "caída de montaña rusa".
Amaneció a tiempo de dejarme ver la costa Uruguaya del Río de la Plata y aterrizamos en Ezeiza (Aeropuerto internacional de Buenos Aires) ya desayunados y con luz de día.
¡Ya estamos acá!

martes, septiembre 06, 2005

Y yo inauguro este pantano...

Bueno, no. Solo es una bitacora creada para ir haciendo anotaciones de viajes. Pero con la sequia que nos azota...

Esta es la primera anotación para probar que tal se me da, asi que, por favor, "disculpa talibanadas ortograficas", de formato o de lo que sea.

Espero que para cuando tenga algo que publicar ya domine el tema.

Como mencionaba antes, he creado esta bitácora para apuntar detalles de mis viajes (fotos incluidas). No se actualizará muy a menudo porque viajo poco, pero deseo que la familia y amigos tengan alguna referencia de mi sin tener que recurrir al clásico telefonazo a casa y contar cosas que mejor son vistas o leidas.
Ahora mismo mi lugar de residencia es este:




Alguno ya habrá adivinado que se trata de Galdakao (Vizcaya) gracias al apodo que utilizo.

Mas pruebas, otro dia.

Adios.